Due to precautions related to COVID-19, we have expanded our options for remote consultations. Please contact our office to discuss whether a full phone consultation or video conference is appropriate for your situation.

7 Lesiones laborales comunes

7 Lesiones laborales comunes

Claramente, diferentes industrias tienden a tener trabajadores con diferentes lesiones. Sin embargo, en esta lista condensamos los males más comunes que aquejan a los empleados de manera general.

  • Esguinces, desgarros y torceduras: Encabezando el ranking de incidentes de trabajo (enlace en inglés) se encuentran estas lesiones, reportándose aproximadamente 35 incidentes por cada 10.000 trabajadores a tiempo completo.
  • Dolores y malestares: Aproximadamente 18 incidentes se reportan por cada 10.000 empleados a tiempo completo.
  • Punciones y cortes: Estas heridas ocurren en gran parte por el uso de maquinaria o herramientas cortantes. Esta categoría cuenta con 9 incidentes cada 10.000 empleados.
  • Contusiones y moretones: Este tipo de lesiones en el trabajo (enlace en inglés) a menudo es causado por golpes contra objetos y caídas.
  • Fracturas: También consecuencia en gran parte por las mismas razones que contusiones y moretones. Se reportan aproximadamente 8 incidentes por cada 10.000 trabajadores.
  • Quemaduras: Causas comunes de este tipo de lesión incluyen exposición a sustancias químicas o manipular elementos a altas temperaturas.
  • Tendinitis y síndrome de túnel carpiano: Movimientos constantes y repetitivos en el trabajo frecuentemente resultan en estos tipos de traumas dañando tendones, nervios, ligamentos y músculos.

¿Qué se puede hacer antes?

Prevenir estas lesiones es posible conociendo por qué ocurren (enlace en inglés). Muchas son consecuencias de hiperextensiones, caídas y golpes contra objetos.

Mantener una postura apropiada, especialmente cuando se está levantando objetos pesados, es una buena forma de prevenir hiperextensiones. Preste atención a cómo se sienta, entre en calor antes de hacer actividad física y haga actividad física con regularidad.

Para prevenir caídas y golpes contra objetos, la clave está en usar los equipos apropiados y la maquinaria adecuada. Chequee el estado de escaleras y andamios antes de subirse y no opere ningún equipo para el que no esté completamente entrenado en cómo usar.

¿Qué se puede hacer después?

Una vez que la lesión ocurrió, todavía queda por hacer. No todo el daño está hecho y los trabajadores deben enfocarse en su recuperación. Continuar trabajando, no buscar asistencia médica o ignorarla solo hará la situación más grave. Si usted se lesionó recuerde que una compensación laboral puede pagar por su tratamiento médico y salarios perdidos.

Sí, es mejor prevenir que curar, pero si una lesión ya ocurrió es mejor curar que soportar y empeorar.